Monasterio Cisterciense de la Santa Cruz


Ir al Contenido

Lectura Divina

¿Cómo vivimos?

LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS

La Lectio divina, es el tiempo dedicado la lectura meditada, o más bien orada, en la que no consiste en leer para aumentar nuestros conocimientos intelectuales, sino de dejarnos llenar de la vida de Dios que se nos da a través de su Palabra escrita. Por lo tanto, las Sagradas Escrituras, son insustituibles en la "Lectio divina".
Y porque la Lectio consiste fundamentalmente en el contacto meditativo y orante con la Palabra de Dios, tiene un sentido muy amplio y rico, que se convierte en una verdadera ocupación que llena una parte notable de la jornada monástica. La monja al leer preferentemente las Sagradas Escrituras, adquiere un conocimiento profundo de éstas que le da una mayor comprensión del Oficio Divino o


la Liturgia de las Horas, que reza cada día. De este modo, la lectura sostiene y alimenta su plegaria.
De este modo, la Lectio divina reúne las mejores condiciones para una auténtica o lectura espiritual, ya que en ella puede darse mejor, un auténtico dialogo con Dios que termine en contemplación, porque abre al alma de la monja para que Dios pueda depositar en ella su Palabra y la prepara para que sea acogida eficazmente.
Sin embargo, la lectura monástica no esta limitada a la Biblia, se extiende ampliamente a todas las obras de los Padres de la Iglesia y otros autores espirituales de todos los tiempos, que puedan revelar algún rasgo de Dios y su Reino.
Por eso, también se requiere que haya otros tiempos de estudio al que denominamos en general como tiempo dedicado a la "formación permanente" en materias, con preferencia siempre de la teología, bebiendo sobre todo, de las fuentes de espiritualidad monástica, que son ricas y abundantes.

Principal | Nuestro Pasado | ¿Cómo vivimos? | M.Mª Evangelista | Nuestros Dulces | Galería Fotos | ¿Dónde estamos? | Otros | Mapa del Sitio


Sub-Menú:


Regresar al contenido | Regresar al menú principal